Aguas termales: Cuidados de la naturaleza para usted!

Beber dos litros de agua al día es fundamental para cuidar muy buen de su cuerpo, desde adentro hacia afuera el agua hace milagros en su organismo, pero ¿y lo contrario?

Desde afuera hacia adentro se puede obtener maravillas usando Agua Termal.

Los poderes del agua termal fueron descubiertos por casualidad en 1736. Un caballo con lesiones graves en el cuerpo fue suelto en Francia, y fue encontrado algún tiempo después totalmente curado. Una vez investigado, se descubrió que ello se había bañado en un lago cerca de la ciudad. Después de diez años, empezaba a funcionar la estación de Agua Termal.

Su origen es pluvial, infiltrada en el suelo permeable, llevando consigo durante su largo precurso hasta alcanzar las aguas más profundas parte de los minerales de diferentes camadas de la tierra (y ahí está el secreto!), volviendo a la superficie con este “tesoro” . Son ricas en minerales como el calcio, hierro y magnesio, que además de nutrir la piel, incluso poseen propiedades anti inflamatorias. Varios productos cosméticos la usan como parte de su composición.

Se trata de un agua pura, subterránea y enriquecida por los minerales contenidos en rocas, que emerge a la superficie en forma de fuentes con temperaturas que pueden variar entre 35 º C y 54 º C. Los minerales varían según la ubicación, es decir, suelos ricos en selenio y magnesio, por ejemplo, resultarán en un líquido con una concentración más alta de estos nutrientes. El estricto control de calidad requiere que en el momento de la extracción, equipos retiren las aguas subterráneas y las envíen directamente a la fábrica en ductos sellados. Si se encuentra alguna impureza o un único microorganismo, el uso del agua se suspende hasta que dos testes consecutivos se realicen y comprueben su pureza.

El agua termal, además de ser refrescante, hidratar y proteger, también te hace sentir su piel suave y lisa todo el día. Inténtalo y compruebe el poder y los beneficios que el agua termal te traerá.