Alimentos contra la ansiedad

La ansiedad es el enemigo de la balanza. Es un hecho comprobado. Eso porque, cuando estamos afectados por algún problema, el cuerpo produce cortisol, una hormona ligada al estrés. Según la nutricionista Carolina Oliboni, graduada por la Facultad de Salud Pública de USP, la ansiedad puede ayudar a engordar, pues que en muchas veces la gente no sabe lidiar con determinadas emociones y buscan en el alimento una compensación, comendo aún más que sus necesidades, lo que lleva al gano de peso.

La nutricionista Adriana Bavagnoli completa: además de estimular el apetite, cortisol ejerce una gran influencia sobre la proliferación y el aumento del volumen de las células grasas. Si al leer la información arriba usted se ha identificado, sepa que existen nutrientes capaces de mitigar las hormonas de la emoción.

Se tratan de nutrientes que actúan en la producción de serotonina, neurotransmisor responsable por la sensación de bienestar. “Un aminoácido llamado triptófano y algunas vitaminas y minerales como magnesio y folato, se relacionan a la producción de serotonina. Por otro lado, los carbohidratos, por ser suplidores de energía, ayudan a dar la sensación de relajamiento, una vez que aumentan la tasa de azúcar en la sangre, que está disminuida cuando estamos en situación de estrés o agitación”, explica la nutricionista Carolina. Las profesionales listaron algunos alimentos capaces de ayudar a detener la ansiedad. Sepa cuáles son ellos:

Omega 3: ese nutriente, de una forma general, ayuda al cerebro a funcionar mejor, pues que compone la estructura cerebral y promueve la comunicación entre las neuronas. Las fuentes principales son pescados como salmón, atún, sardina.

Triptófano: un aminoácido esencial que, junto con otros nutrientes, se utiliza como materia-prima en la producción de un neurotransmisor involucrado en la regulación del sueño y del humor: la serotonina. Fuentes: leche, carne, pescado, pavo, banana, garbanzo, dátiles, maní (todos los alimentos ricos en proteínas).

Magnesio: por actuar en conjunto con el triptófano en la producción de serotonina, es también un arma contra la ansiedad. Fuentes: cereales integrales, semillas de calabaza, nueces, almendras.
Calcio 3: actúa Indirectamente en combatir la angustia, pues que el mineral actúa también en la transmisión sináptica, o sea, en la conducción de los impulsos nerviosos. Entonces, ayuda en la función cerebral. Fuentes: leche, quesos, yogurts, brócolis, sésamo/ajonjolí.

Arginina y lisina: pueden ayudar, pues que eses aminoácidos están involucrados en la producción de los aminoácidos de forma general (y el triptófano, como ya ha sido mencionado, es un aminoácido). Fuentes: carnes, leche y derivados, nueces, castañas.

Complexo B: folato y otras vitaminas del complexo B también están involucradas en la producción de serotonina. Fuentes: espinaca, naranja, col, frijoles, cereales integrales, papas, banana, germen de trigo etc.

Créditos:
Nutricionista Carolina Oliboni
www.carolinaoliboni.com.br
Nutricionista
Adriana Bavagnoli
www.comersempeso.com