Antioxidantes – Administración oral y/o Tópica

patricia-mafraEl envejecimiento cutáneo es un proceso que involucra varios factores tales como: genéticos, ambientales y hormonales. Hay un envejecimiento intrínseco o cronológico y el extrínseco, relacionado con factores ambientales. Estos procesos ocurren simultáneamente, siendo que, el envejecimiento extrínseco, agrava los cambios que se producen en el proceso intrínseco. Los radicales libres desempeñan un papel central en el curso de los dos tipos. Están formados de forma natural por el metabolismo humano normal y también se producen por factores exógenos como la exposición al sol, fumar, consumo de alcohol, la polución, la mala alimentación, entre otros. Entre estos, el mayor responsable de la producción de radicales libres es la exposición solar.

Los radicales libres son moléculas altamente reactivas al oxígeno que pueden causar daños estructurales a las células, los lípidos, las proteínas y el DNA. La acción de los radicales libres es una teoría aceptada como un importante mecanismo que conduce al envejecimiento. Aparte de los radicales libres, los fenómenos inflamatorios que pueden ocurrir, también desempeñan un papel adicional para el envejecimiento de la piel.

Nuestro cuerpo posee mecanismos de defensa endógenos tales como la producción de enzimas y antioxidantes. Algunos de estos mecanismos pueden ser inhibidos por la radiación ultravioleta (RUV). Por otra parte, ocurre una disminución de los mecanismos de defensa endógenos como parte del proceso natural de envejecimiento, mientras aumenta la producción de especies reactivas de oxígeno, dando lugar a un envejecimiento acelerado.

Los antioxidantes son sustancias que pueden ofrecer una protección tanto contra los daños oxidativos causados por los radicales libres endógenos como los exógenos. Por lo tanto, el uso tópico u oral de antioxidantes enzimáticos o no enzimáticos representa una estrategia interesante de protección cutánea contra el estrés oxidativo causado por diferentes agentes. Según esta teoría, hay una reducción o la prevención de los signos de envejecimiento cutáneo. Además del reemplazo, utilizando moléculas endógenas, se buscan nuevas sustancias con actividad antioxidante, así como sustancias que directa o indirectamente aumentarían los niveles endógenos de antioxidantes.

Algunos antioxidantes fundamentales suelen ser adquiridos por la dieta, por ejemplo, las Vitaminas C y E, los carotenoides y sustancias fenólicas derivados de plantas. En la actualidad hay un número de productos comercializados, los que pueden ser manipulados para uso tópico u oral, en forma individual o en combinación. La administración de antioxidantes en combinación parece ser una estrategia de tratamiento más eficaz. Este sinergismo puede ser bien ejemplificado por el uso concomitante de vitaminas C y E, por lo que sus efectos se potencian.

Algunos ejemplos de importantes antioxidantes:

Vitamina e (Tocoferol)

La vitamina E (tocoferol) es un antioxidante liposoluble que está presente en la piel e es encontrado en varios alimentos. Varios estudios demuestran la eficacia de esta vitamina. Es ampliamente utilizada en la prevención de enfermedades o del fotoenvejecimiento de la piel, y difundida tanto en los suplementos orales, como en productos de uso tópico.

Algunos estudios han demostrado que la aplicación tópica de tocoferol del 5% al 8% en crema, puede mejorar los signos de envejecimiento. Su efecto tópico también puede verse potenciado por la vitamina C. Diversos productos fotoprotetores o para aplicación después de la exposición al sol contienen a-tocoferol, o su éster, como principio activo coadyuvante

La aplicación en la piel se asoció con algunos efectos secundarios cutáneos, como dermatitis de contacto.

Coenzima Q10

La coenzima Q10 (CoQ10) o ubiquinona es un antioxidante lipofílico que se encuentra en todas las células humanas. Hasta el 95% de los requerimientos de energía del cuerpo parece ser proporcionados por la CoQ10. Algunos estudios muestran que la enzima puede suprimir la actividad de la colagenasa que aparece después de la exposición a los RUV, aumenta la oxigenación tisular y mejora la elasticidad de la piel.

Está presente en varias for

mulaciones de productos tópicos de venta libre. Los efectos secundarios aún no han sido descritos con su aplicación en la piel.
Vitamina C (Ácido Ascórbico)

La vitamina C es un antioxidante potente. Se puede utilizar en preparaciones tópicas, pero son inestables. Por lo tanto los vehículos deben ser adecuados y los contenedores / embalajes herméticos y resistentes a la luz. Cuando se combina con fotoprotetores pueden evitar quemaduras y reducir el eritema post – exposición tanto a los rayos UVA como a los UVB. El ácido ascórbico también actúa contra los daños inducidos por la radiación UV, capturando las especies reactivas generadas

Licopeno

El licopeno es un antioxidante carotenoide encontrado en frutas y verduras de color rojo. Es un carotenoide que no se convierte en vitamina A. Es más potente que el beta caroteno y el alfa tocoferol en la neutralización de un radical libre importante: el oxígeno.

Té Verde

El té verde, el nombre popular dado a la infusión obtenida de la planta Camellia sinensis, es rico en catequinas, que son antioxidantes poderosos. También presenta una actividad antiinflamatoria y anticarcinogénica. Además de ser consumido por casi un tercio de la población mundial, está presente también en productos de uso tópico, con efectos similares. En la piel, también puede reducir el eritema inducido por UV, el número de células de quemadura solar, la inmunosupresión y daño en el DNA.

Resveratol

El antioxidante resveratol es un compuesto polifenólico encontrado en las uvas, nueces, frutas, vino tinto, entre otros. Su efecto consiste en la mejora del fotoenvejecimiento.

Ginkgo Biloba

Ginkgo biloba presenta propiedades antiinflamatorias, inmunomodulatorias y antioxidantes, y ha sido clínicamente probado para los trastornos cutáneos. Recientemente, algunos estudios también han demostrado su eficacia en el tratamiento de pacientes con vitíligo, y la ingesta de su extracto se mostró eficaz en el control de

la enfermedad, y en la re pigmentación de las zonas afectadas,

Picnogenol

El Picnogenol contiene flavonoides y combinaciones fenólicas que actúan como anti radicales libres potentes. Se extrae de pino marítimo o de uva. Reduce la reacción inflamación de las quemaduras solares tras la aplicación tópica. También resultó efectivo en la foto protección después de la suplementación oral. Ayuda a la regeneración de las vitaminas C y E.

Outros Antioxidantes: Idebenona, Silimarina, CoffeBerry, Granada, Genisteína, Niacinamida, Ácido Lipoideo, Ácido Málico, L Carnosina, otras vitaminas y algunos minerales (Zinc, Selenio, Manganeso, Cobre, Calcio, Boro, Cromo, Hierro, y otros).

El uso de los antioxidantes naturales son promisorios. Las investigaciones continúan en todo el mundo y muchos estudios todavía tienen que hacerse. Algunos han demostrado sus efectos anticarcinogénicos y antimutagénicos, además de su baja toxicidad. El uso de ellos por vía oral o tópica, puede ayudar a los sistemas endógenos de protección de la epidermis, y contribuir a la prevención de problemas a largo plazo.

Dra.
Patricia Mafra
CRM: 154352
País: Brasil