Atención a las articulaciones

Ellas son responsables de la conexión entre los huesos de su cuerpo, por eso, hay que tomar todo cuidado cuando los dolores comienzan a manifestarse

Gestos sencillos, como flexionar las rodillas, los codos y los dedos dependen de las diversas estructuras articulatorias que proporcionan movimiento al esqueleto, llamadas articulaciones. Como ellas son requeridas durante toda la vida, es común que con el tiempo, aparezcan los dolores, rigidez y dificultad para moverse, caracterizándose como el conocido “problema en las articulaciones”.

Esta expresión popular es denominada por los expertos como una enfermedad reumática. Según el Dr. Geraldo Castelar, presidente de la Sociedad Brasileña de Reumatología, hay más de 120 diferentes tipos de reumatismos, y pueden involucrar a los músculos o tendones, los huesos y articulaciones. Los nombres de tales enfermedades son numerosos: tendinitis, bursitis, fibromialgia, artrosis y artritis – es decir, inflamación de las articulaciones.

Andrés Donato Baptista, ortopedista y miembro de la Sociedad Brasileña de Ortopedia completa diciendo que la patología más frecuente es la osteoartritis – desgaste del cartílago articular, que afecta principalmente a las rodillas y las caderas. Su causa puede ser traumática o degenerativa. “Este último caso es causado por el envejecimiento de la articulación”, dice.

El síntoma más común de las enfermedades reumáticas son: dolores en las articulaciones, denominada por los médicos de artralgia. “Caso haya una inflamación (artritis), el paciente también puede quejarse de hinchazón, calor, enrojecimiento y rigidez en las articulaciones, dando como resultado la discapacidad funcional”, dijo Castelar.

Tratamiento
El tratamiento para el dolor se hace por medio de analgésicos simples, varios medicamentos anti-inflamatorios, analgésicos opiáceos o corticoides. Sin embargo, los casos son tratados por separado. “Si la causa es una infección, tratase con antibióticos, si se trata de un error en el metabolismo causado por ácido úrico, usamos medicamentos para bajarlo. Pero si la causa es inmunológica, generalmente se emplean inmunosupresores o agentes biológicos. En resumen, el tratamiento depende del tipo de la enfermedad en cuestión “, explica el presidente de la Sociedad Brasileña de Reumatología.

Fisioterapia y la pérdida de peso (cuando sea necesario) también forman parte del tratamiento. Como mantenimiento, los especialistas orientan ejercicios específicos para cada caso y el uso de medicamentes que protejan el cartílago articular (condroprotectores). “Cuando estas terapias no son efectivas, hay la posibilidad de tratamiento quirúrgico. Los procedimientos quirúrgicos más comunes son las artroplastias, que consisten en el reemplazo de articulaciones de los pacientes con una prótesis “, añadió.

Hablando de ejercicios físicos, la sobrecarga de actividad es una de las principales causas de ‘desgaste’ de las articulaciones. La artrosis puede surgir debido a ‘overtraining’ (sobre-entrenamiento), los traumas que se producen durante la vida deportiva y / o entrenamiento inadecuado.

Créditos:
Sociedade Brasileira de Reumatologia
www.reumatologia.com.br
André Donato Baptista
www.drandredonato.com.br