Combate al cáncer de mama

En Brasil, según los datos del sitio del INCA (Instituto Nacional del Cáncer), el cáncer de mama es la mayor causa de muerte entre las mujeres. A partir de 35 años, la incidencia de la enfermedad crece rápidamente y de forma progresiva. Para 2010, la estimación es que el Brasil presente 50.000 nuevos casos de cáncer de mama, según las estadísticas del organismo.

Síntomas
Los síntomas del cáncer de mama palpables son un nódulo o un tumor en la mama, que pueden estar acompañados o no de dolor en los senos. Por otra parte, también pueden surgir nódulos palpables en la axila y alteraciones en la piel de la mama (que puede tener un aspecto similar a la cáscara de una naranja).

Causas
Los factores biológicos pueden ser los causadores del cáncer de mama, especialmente si un familiar de primer grado ya haya sufrido de la enfermedad. Sin embargo, según el sitio del INCA, este carácter familiar corresponde a aproximadamente el 10% de la totalidad de los casos. La edad es otra importante causa de la enfermedad, que presenta un rápido aumento con el pasar de los años. Otros factores de riesgo son el alcohol, el tabaquismo y la mala alimentación.

Examen clínico y mamografía
El examen clínico de los senos y la mamografía son las formas más eficaces para detectar precozmente el cáncer de mama. El primero, cuando es realizado adecuadamente por profesionales entrenados, puede detectar un tumor de hasta un centímetro, aunque sea superficial. Por otro lado, la mamografía es capaz de identificar las lesiones en una fase inicial, ya que se trata de una radiografía de la mama. El examen se realiza en el mamógrafo, donde se comprime la mama con el fin de ofrecer mejores imágenes para obtener una buena posibilidad de diagnóstico. Identificada la enfermedad, el tumor es removido y el tratamiento es mucho más tranquilo, ya que en el estado inicial no es necesaria la quimioterapia y, sobre todo, la posibilidad de sobrevivir a la enfermedad es de 100%.

Autoexamen
El autoexamen (en el que la propia mujer apalpa su mama en busca de nódulos) no se recomienda para ser el único método para la detección del cáncer de mama. Puede ser considerado como un aliado en la prevención de la enfermedad e, idealmente, debería llevarse a cabo mensualmente, por las mujeres a partir de 21 años, siete días después del inicio de la menstruación. Después de la menopausia, se debe establecer un día del mes y realizar el examen siempre a intervalos de 30 días. Pero recuerde: el autoexamen no puede sustituir el análisis físico realizado por un médico.