¿Están cayéndose los cabellos?

Las explicaciones son muchas: el cambio de estación, el shampoo que no es el adecuado para tu cabello y la falta de hidratación en los hilos. Teorías aparte, lo que realmente causa la pérdida del cabello son las fluctuaciones de las hormonas femeninas y factores como el estrés, la seborrea, las dietas desequilibradas, quistes en los ovarios, la menopausia, trastornos endocrinos, período post-parto, post-cirugías, entre otros ítems. “Además, tenemos las causas traumáticas químicas y físicas, tales como alisar el cabello, reflejos, decoloraciones, permanentes e incluso una cola de caballo que también traiciona mucho el cuero cabelludo”, explica la dermatóloga Ligia Kogos.

En los hombres, la calvicie temida inicia a partir de la región de las “entradas”, moviéndose progresivamente hacia atrás y hacia los lados del cuero cabelludo. La profesional dice que este problema está estrechamente vinculado a factores hormonales y genéticos, lo que resulta en el adelgazamiento gradual de los hilos, lo que los debilita hasta que desaparezcan. “La hormona masculina, si se captura en grandes cantidades por los “receptores” (estructuras ávidas por hormonas, presentes en el cuero cabelludo y que se heredan genéticamente), va progresivamente debilitando a los hilos. La severidad de la calvicie dependerá de esta carga genética, determinando un número mayor o menor de receptores heredados. ”

En las mujeres, se produce un mecanismo similar, aunque en una menor escala. En las fases de stress y problemas tales como el síndrome de ovarios poliquísticos y la menopausia son comunes la pérdida de volumen, el adelgazamiento de los hilos y la rarefacción en la parte delantera de la cabeza. “Otros factores, como el cáncer, la tuberculosis, el SIDA y la malnutrición, pueden hacer que los hombres y las mujeres pierdan su cabello, además del envejecimiento cronológico natural. Pero la causa más común de caída clásica de los hilos, seguramente es la asociación entre la acción hormonal y genética “, dice Ligia.

Tratamiento
Los tratamientos tienen por objeto restaurar, aunque parcialmente, el volumen de cabello perdido y también prevenir futuras caídas. La finasterida oral es uno de los medicamentos más utilizados, tanto para los hombres como para las mujeres, en que la herencia y las hormonas están involucradas. Cápsulas de aminoácidos, proteínas, vitaminas B y ácido fólico también son eficaces cuando se trata de prevenir la pérdida de cabello.

Según la dermatóloga, los shampoos de acción anti-caspa y anti-grasa (que contienen piroctona olomina, piritiona de zinc, azufre, sulfacetamida) contribuyen a un buen resultado. Las inyecciones de fármacos directamente en el cuero cabelludo se utilizan también en los casos agudos y resistentes de caída de cabello, especialmente en mujeres.

Mitos y verdades

  • No hay ningún problema en lavarse el cabello todos los días. Especialmente para la gente de pelo aceitoso, que sienten esta necesidad y eso no hace ningún daño, ya sea en las raíces o en los hilos;
  • También no hay ningún inconveniente en dormirse con el pelo mojado. El agua no penetra en las raíces, no causa micosis o inflamaciones.
  • Cortar las puntas del cabello no ayuda a prevenir las caídas y no deja los hilos más fuertes, porque la raíz no “sabe” lo que sucede en las puntas, no hay comunicación;
  • Los alisados del pelo, exceptuando los que no utilizan formol en sus ingredientes, causan daños a los hilos, convirtiéndolos en frágiles, quebradizos y rotos.
  • La tintura o coloración no causa la caída y la puedes realizar la cantidad de veces que quieras. En cambio la decoloración siempre causa daño.
  • Crédito
    Dermatologista Ligia Kogos
    www.clinicaligiakogos.com.br