La pérdida del volumen facial

de volumen nada tiene que ver con rostros hinchados o redondeados. Se trata de una tendencia mundial que revoluciona la estética facial.

Dr. Ezequiel Chouela Reposición de volumen nada tiene que ver con rostros hinchados o redondeados. Se trata de una tendencia mundial que revoluciona la estética facial.

Con los años, la renovación celular se relentiza, la piel va perdiendo elasticidad y se reseca. Aparecen primero las arrugas de expresión (formadas por la acción de los músculos y visibles solamente con el rostro en movimiento), luego las estáticas (más profundas y visibles con el rostro en reposo), la piel va perdiendo firmeza y se desdibuja el contorno facial. Algunos factores como la exposición solar, la mala alimentación y el estrés pueden acelerar este proceso.

Todos estos cambios en la apariencia requieren nuevos enfoques por parte de los médicos que ya no miran y tratan una zona específica de la cara, sino el rostro en su totalidad a través de la combinación de técnicas. Hablamos de varios factores que juntos actúan en el proceso de envejecimiento. Por lo tanto, también pensamos en una combinación de técnicas para la obtención de resultados cada vez más naturales.

La lucha contra el paso del tiempo es hoy moneda corriente y cada vez más mujeres recurren a especialistas para recuperar esa juventud que parece perdida. En esta batalla, los procedimientos no invasivos fueron ganando terreno frente a las cirugías hasta ocupar hoy el 83% del total de los procedimientos según datos de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica.

En este contexto, no sólo se trata de atenuar arrugas de expresión y rellenar arrugas profundas. Hoy existe un nuevo enfoque para el rejuvenecimiento facial: además de tratar las arrugas, se busca reponer el volumen perdido por el paso del tiempo. De ninguna manera se trata de dar volumen a zonas donde el mismo no existía, sino de devolver exactamente el volumen que se perdió. Con esto mejoran los contornos y la armonía, logrando un rejuvenecimiento mucho más natural.

La pérdida de volumen se observa principalmente en la región de los pómulos, dando a la persona una apariencia cansada. Reponiendo volumen en determinadas zonas, automáticamente mejoran otras. Por ejemplo, reponiendo el volumen perdido en la región malar (pómulos), mejoran las ojeras y los surcos nasogenianos

Hoy ya existe un nuevo relleno facial de ácido hialurónico de Allergan que está especialmente indicado para la reposición de volumen facial. ¿Cuáles son sus ventajas? Su eficacia, seguridad y duración de 18 meses.

Dr. Ezequiel Chouela