Manténgase lejos del herpes labial

Alrededor del 80% de los brasileños han tenido algún tipo de contacto con esta enfermedad.

Cualquiera que los haya tenido, sabe lo incómodo que puede llegar a ser.

Se inicia con un ardor, después se siente una picazón que termina con el enrojecimiento y la aparición de ampollas, que determinan la presencia del herpes labial que tanto nos complica.

Esta enfermedad es una infección causada por virus del herpes simple y su contagio se realiza de persona a persona. Se hace aún más fácil cuando hay contacto directo – como besarse, por ejemplo.

Según la dermatóloga Denise Steiner, de la Sociedad Brasileña de Dermatología, las características de la enfermedad son un ardor en la piel, dolor y, posteriormente, aparecen las ampollas (vesículas) agrupadas que se rompen y forman una costra. “En esta última fase, el peligro de la transmisión de la enfermedad aumenta”, dice ella.

El porcentaje de brasileños que tienen o han tenido contacto con la enfermedad es alarmante: alrededor del 80%. Y no es sólo la incomodidad que el herpes labial suele causar. En algunos casos severos, el infectólogo Marcos Antônio Cirilo, de la Sociedad Brasileña de Infectología, advirtió que la enfermedad puede causar neumonía y encefalitis (inflamaciones agudas del cerebro, causada generalmente por una infección viral).

La mala noticia es que el herpes labial no tiene cura, ya que el virus se instala de manera silenciosa en el cuerpo y espera una oportunidad de ser reactivado. “Cuando baja la inmunidad del paciente, la enfermedad vuelve a aparecer”, dice Cirilo. Según el especialista, “la luz solar intensa, la fiebre y otras infecciones que reducen la resistencia orgánica y el estrés emocional son los principales activadores de la enfermedad”.

La duración de los síntomas es de 5-10 días y su tratamiento se hace con antivirales (por vía oral o tópica). “Los medicamentos se utilizan para cicatrizar la herida, de acuerdo con la gravedad de cada caso. Ellos atacan el virus, pero no pueden eliminarlo por completo “, dice Denise. Otros consejos importantes para el tratamiento de herpes labial es evitar perforar las burbujas que se forman y lavarse siempre las manos después de tocar las heridas (esto debido a que el virus se puede propagar a otras partes de su cuerpo).

¿Y qué hacer cuando hay manifestaciones secuenciales de la enfermedad? Cirilo recomienda buscar un médico para evaluar el estado inmunológico del paciente. “Muchas veces la gente necesita tomar los medicamentos durante meses, para que el virus no se multiplique”, dice. Denise alerta que cuando hay muchas recaídas de la enfermedad, lo indicado es proseguir el tratamiento antiviral durante más tiempo, con el uso de un aminoácido de la proteína para proporcionar una resistencia extra para el cuerpo.

Por lo tanto, al primer signo del indeseable herpes labial, consulta a un especialista para que le indique el mejor tratamiento. De esa manera se puede prevenir que el brote ocurra con mayor intensidad y duración.