Calendario de la piel

Tejido que recubre el cuerpo y tiene por objetivo ser una capa protectora. Esa es la definición de la piel. Pero, con el paso de los años, así como todas las partes del cuerpo humano, ella se modifica y precisa de cuidados. Para saber cuáles son los cambios de la epidermis a partir de los 30 años y sus respectivos tratamientos, Más que Belleza entrevistó al dermatólogo Luiz Roberto Terzian. Sigue las sugerencias que continuación te presentamos y está atenta al reloj de tu piel.

A los 30 años
En esta edad se inician los cambios de textura de la piel y las arrugas de movimiento. Eso varía de acuerdo al tipo de piel y a la exposición solar a la que uno se expuso. Algunos cuidados imprescindibles a esta fase son protección solar de día y el uso de rejuvenecedores por la noche. “Visitas anuales al dermatólogo también son importantes para que el profesional pueda indicar los mejores tratamientos, como peelings químicos superficiales y procedimiento de estímulo de colágeno. En algunos casos toxina botulínica y relleno con ácido hialurónico también pueden ser necesarios”, recomienda el experto.

Pero a los 40 años
Las arrugas de movimiento empiezan a marcarse incluso en reposo, la piel se queda menos elástica y pierde brillo, las manchas oscuras surgen y existe una flacidez inicial con aumento de los surcos. Es hora de empezar a utilizar los ácidos para rejuvenecer por la noche y, posiblemente, los blanqueadores de la piel. Las visitas al dermatólogo pasan a ser a cada nueve meses. “Tratamiento: peelings desde los superficiales a los medianos, láser para estimular y remodelar el colágeno, toxina botulínica para las arrugas de movimiento, relleno de ácido hialurónico para las arrugas periorales (aquellas que suelen aparecer alrededor de la boca)”, explica el experto.

A los 50 años
Arrugas de reposo surgen y se quedan marcadas, la piel pierde brillo y se queda menos elástica, además del aparecimiento de manchas oscuras en quien tiene la tendencia o debido a la exposición solar. Las mujeres con esta edad están propensas a tener pequeños vasos en la cara, flacidez de piel y los párpados empiezan a quedarse evidentes en la parte superior de los ojos. Otra indeseable señal que aparece en esta edad es la pérdida de volumen en la región malar. “Rejuvenecedores y blanqueadores para usar durante el día y ácidos y blanqueadores por la noche son algunos de los cuidados a tomar, además de visitas semestrales al dermatólogo”, relata el profesional. En relación con los tratamientos, los ideales son peelings medianos, toxina botulínica, relleno de arrugas y aporte de volumen facial y, blefaroplastia, para los párpados evidentes y las bolsas alrededor de los ojos.

A los 60 años
Es preciso tener mucha atención en esta edad. Las arrugas de reposo se quedan más marcadas, la piel se vuelve ligeramente amarillenta e inelástica y pueden surgir tumores benignos y lesiones pre-cancerosas, además de la flacidez volverse aun más evidente con la caída de la grasa malar. Entre los cuidados básicos, los productos rejuvenecedores y blanqueadores usados durante el día, y ácidos más fuertes y blanqueadores por la noche son imprescindibles. “La visita al dermatólogo pasa a ser a cada tres meses y es preciso hacer el autoexamen para detección precoz de cáncer de piel. Para tratar los problemas, indico la blefaroplastia (cirugía de los párpados), lifting (procedimiento quirúrgico para levantar el rostro) o aporte de volumen facial con rellenos profundos, como la toxina botulínica”, finaliza Terzian.

Créditos
Dermatologista Luiz Roberto Terzian
www.terzian.dermatosbd.org.br