¿Consumista, yo?

Actos excesivos de compras pueden ser alerta para una enfermedad psicológica. Sepa las características de esas personas y si se encuadra usted en ese perfil.

Al ver una vitrina los ojos brillan, incluso si se trata de un artículo que ya tiene o que no es necesario que lo compre en ese momento, entra en la tienda y sólo sale cuando está con la bolsa en la mano. La sensación de placer en hacer este acto cada vez que entra en una tienda comercial no puede ser una simple compra de un objeto. A menudo, esa situación se caracteriza por el llamado Trastorno de Control de los Impulsos.

Se trata de una enfermedad en la cual la persona tiene ausencia de control sobre el propio acto y, muchas veces, la compra genera arrepentimiento o vergüenza posteriormente. “El consumista puede generar perjuicio financiero y la persona puede no conseguir saldar las deudas con sus recursos, buscando, entonces, por préstamos y otros artificios bancarios”, explica el psicólogo Fábio Passos, especialista en terapia del comportamiento y cognitiva por la USP.

Características
De acuerdo con el psicólogo y psicoterapeuta Marcelo Toniette, que trabaja en Sao Paulo, la persona que tiene compulsión para las compras generalmente presenta dificultades emocionales, como ansiedad, autoestima baja, carencia, entre otros. “Las compras, de alguna manera, despiertan en la persona una falsa sensación de compensación para esas dificultades emocionales. La persona no admite tener algún problema, aun cuando personas cercanas le alertan sobre eso, por lo contrario, siempre que realiza mas una compra, se siente recompensada”, alerta el psicólogo.

Lo que resulta de eso es que la persona pierde la consciencia de límites, incluso de la propia condición financiera. Ella acaba llena de deudas, generando una serie de consecuencias negativas para sí y para sus relaciones, aumentando aún más sus problemas emocionales.

Tratamiento
Al principio, el tratamiento consiste en ayudar a la persona a admitir que tiene el problema, ya que, si ella no lo admite, el tratamiento se convierte en inviable. Según Tonietto, a partir de esa conciencia, el objetivo es identificar los factores que conducen a la persona al consumo exagerado. “Ayudamos a las personas y ayudamos a manejar los conflictos internos, rompiendo la asociación que hace entre el acto de comprar y el sentimiento de gratificación”, dice.

La base del tratamiento es ayudar la persona a percibir que comprar no va a resolver conflictos internos, por lo contrario, que sólo generará aún más angustia y sufrimiento.
Lo importante en ese momento es contar con el apoyo de la familia y amigos. Sabrina dos Santos Patto, psicoterapeuta (Miembro Certificado Clínico de la UNAT Brasil – União Nacional dos Analistas Transacionais) dice que las charlas ayudan a la persona a comprender que su comportamiento causa problemas para la familia. Además, las personas próximas no deben asumir la deuda del otro.

El psicólogo Passos completa diciendo que una persona cercana puede supervisar los gastos de esa persona que está comprando compulsivamente. “Puede hasta mismo administrar sus finanzas durante el período de intervención, en lo que ella está todavía entrenando las habilidades necesarias para dejar de tener tal comportamiento”, explica.

Importante resaltar que la persona compulsiva precisará siempre estar atenta, planear y manejar sus comportamientos y actitudes con respecto al consumo. Ella no debe necesariamente quedarse alejada de las tiendas, pero necesita saber sobre sus conflictos internos y que las compras no resolverán sus angustias.

“La persona que está en tratamiento debe planear y organizar su consumo y percibir lo que es necesario y lo que es superfluo en las compras. También debe tener el hábito de hacer una planilla de cuentas y gastos”, resalta el psicólogo Toniette.

Esas medidas tienden a auxiliar a la persona a percibir sus reales necesidades, creando una consciencia de los propios límites – y hasta mismas limitaciones –, alejándose de los comportamientos y actitudes impulsivos.

Créditos:
Fábio Passos
Marcelo Toniette
www.matoniette.psc.br
Sabrina dos Santos Patto