Los jugos tienen poder

Los jugos ayudan en la prevención de enfermedades y además ofrecen mucho más a la salud del cerebro.

Al refrescarse con deliciosos jugos, desde los más tradicionales, como lo de naranja, hasta los más inusuales, muchas personas no saben que se están ingiriendo vitaminas que tienen muchos beneficios. La ayuda en la lucha en contra de algunas enfermedades es uno de ellos.

El cerebro se beneficia del consumo de jugos. Según Andrezza Botelho, nutricionista funcional de Sao Paulo, los refrescos presentan elementos antioxidantes capaces de combatir los peligrosos radicales libres, favoreciendo las funciones metabólicas del organismo.

Y Alessandra completa: “jugos naturales, por ser ricos en flavonoides, ayudan en la protección de la salud cerebral. Por ejemplo: jugo de betarraga es rico en vitamina A, excelente para aumentar el flujo sanguíneo del cerebro, especialmente en el lóbulo frontal, área que está asociada a la demencia y problemas cognitivos. El jugo de uva también actúa en la salud del cerebro auxiliando en el mantenimiento de la memoria”, explica la nutricionista. Adicionar germen de trigo al jugo también es óptimo para el cerebro, puesto que tiene zinc que mejora la actividad mental.

Vitaminas

Vitamina A: Los beneficios de ese grupo son varios. La nutricionista Andrezza dice que entre ellas se destaca el aumento de la inmunidad, modulación de la expresión de varios genes, como los genes del colágeno y queratina, excelente para la visión que actúa en la regulación y modulación del crecimiento. Puede encontrarse en jugos de zanahoria, mango y limón.
Complejo B: Las vitaminas del complexo B están presentes en cereales integrales y hortalizas verde oscuras. De acuerdo con Alessandra, ellas actúan en el metabolismo de energía, por eso son importantes en los casos de depresión y ansiedad. Además, ayudan en el mantenimiento de la salud de la piel, de los nervios, cabellos, hígado y en la tonicidad muscular del tracto gastrointestinal. Naranja, plátano y frutos secos son buenas sugerencias para obtener esas vitaminas.
Vitamina E: Potente antioxidante, pues que posee grandes efectos contra daños causados en las células. Es una vitamina que actúa contra el envejecimiento celular y además incrementa el sistema inmune. Jugos que contengan germen de trigo o semillas oleaginosas, como nueces o castañas licuados con hojas verdes y frutas, tienen bastante cantidades de vitamina E.
Cobre: Previne infecciones, mantiene los ojos saludables y fuertes. También ayuda en la prevención de anemia. Alimentos fuentes de este mineral: pera, ciruela, granos enteros, nueces, harina de soya, las semillas como las del girasol.
Magnesio: El conductor del organismo. Participa de inúmeras reacciones metabólicas. Entre sus funciones destacase la de relajante muscular, fijador del calcio en el oso, reducción de presión arterial. Además, auxilia en la tensión pre-menstrual, ya que ayuda a relajar los músculos. Previne procesos inflamatorios y auxilia la circulación, previniendo colesterol y triglicéridos. Alimentos fuentes: palta, plátano, hojas verde oscuras, betarraga, avena, cáscara de arroz, harina de centeno, germen de trigo, cebada, nueces y semillas.

Créditos:
Nutricionista Alessandra Sarmento
Teléfonos: (11) 4612-9849 / 3884-8984
Nutricionista Andrezza Botelho
Site: www.andrezzabotelho.com.br
Teléfono: (11) 5082-1598