Sepa más sobre los ovarios poliquísticos

El problema está asociado a alteraciones menstruales, obesidad y resistencia a la insulina.

Someterse, anualmente, a exámenes ginecológicos de rutina es asegurarse de que la salud femenina está en orden. Es durante estos exámenes que se descubre si una mujer se encuentra sufriendo de síndrome de ovarios poliquísticos, caracterizado por los cambios en la producción de hormonas por los ovarios, lo que provoca dificultad en la ovulación y el aumento de la producción de hormonas masculinas.

La ginecóloga Carolina Corsini, miembro de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología del Estado de Sao Paulo (Sogesp), explica que la SOP ( Síndrome Ovario Poliquístico) se caracteriza por irregularidad menstrual, pérdida de cabello, aumento de pelos y aumento de peso. “Si se observa aumento de los niveles de hormona masculina en la sangre y en la ecografia, los ovarios presentan múltiples quistos periféricos (aspecto poliquístico)”, dice Carolina.

Cláudia Gazzo, doctoranda en el área de Ginecología, Endoscopia Ginecológica e Infertilidad de la Unesp, completa diciendo que el síndrome también puede dejar la piel oleosa, con acné y granos. “Las pacientes que presentan SOP tienen mayor posibilidad de desarrollar diabetes, alteraciones vasculares e hipertensión arterial”, explica Cláudia.

De acuerdo con Carolina, las mujeres portadoras de este síndrome poseen mayor predisposición a un cuadro de resistencia a la insulina, que puede ser debido a la acumulación de gordura en las regiones centrales del cuerpo, como tórax y abdomen (obesidad central). “Por ello, es necesario tener mayor producción de cantidad de insulina para mantener niveles adecuados de azúcar en la sangre, cuadro conocido como hiperinsulinemia. La progresión de este cuadro puede llevar a la diabetes, cuando ya se observa descontrol de los niveles de glicemia”, explica.

Mujeres portadoras de SOP ( Síndrome Ovario Poliquístico) también pueden sufrir de infertilidad y cáncer del endometrio (la capa que reviste el útero internamente).

Tratamiento
No existe prevención para el síndrome de ovarios poliquísticos, pues que se trata de una enfermedad genética, según la ginecóloga Claudia. Ella explica que se debe realizar examen de ecografia, y de dosificaciones hormonales para acompañar la enfermedad, tratándola así que los primeros síntomas se presenten.

En caso que la mujer portadora de SOP ( Síndrome Ovario Poliquístico) no quiera quedarse embarazada, el tratamiento consiste en la administración de píldoras anticonceptivas, en especial aquellas con formulaciones específicas para este cuadro. En caso que la mujer quiera quedarse embarazada, puede ser necesario administrar medicamentos que inducen la ovulación.

“Dependiendo del cuadro, es necesario realizar tratamiento con láser para control de los pelos en exceso o realización de tratamiento tópico para acné. Importante también es controlar los niveles de azúcar y, para ello, es común la prescripción de medicamentos específicos para este fin, como la metformina”, explica Carolina.

Así, en muchos casos es importante que el tratamiento sea multidisciplinario, en lo que el ginecólogo, dermatólogo y endocrinólogo tienen un papel importante para curar la enfermedad.

Créditos:
Carolina Corsini
www.carolinacorsini.com.br
Cláudia Gazzo
www.claudiagazzo.com.br