Sin perder el equilibrio

Conozca las causas, los síntomas y los tratamientos indicados para la laberintitis.

Para empezar, es bueno que se esclarezca una situación: laberintitis es el nombre popular de la enfermedad técnicamente llamada de laberintopatía. La patología se caracteriza por las alteraciones del laberinto – uno de los órganos del organismo responsable por la mantención de nuestro equilibrio, en especial junto con la visión. Laberintitis, específicamente hablando, es una inflamación o infección más grave del laberinto, y no es tan común.

El otorrinolaringólogo Julio Gil, que atiende en Sao Paulo, dice que la laberintopatía puede tener diversas causas, siendo la más común el vértigo postural paroxístico benigno, un disturbio que se caracteriza por casos momentáneos recurrentes de vértigo que están ligados al cambio de posición de la cabeza. Ese problema suele ocurrirle a mujeres después de los 40 años y su síntoma es mareo rotatorio de inicio súbito. “Generalmente, la primera crisis ocurre tan pronto se despierte y es de fuerte intensidad. Después se mantienen como crisis recurrentes de vértigo relacionadas al movimiento de la cabeza con duración de segundos”, explica.

Importante resaltar que cualquier persona, de todas las edades, puede desarrollar la enfermedad, desde los niños hasta las personas de edades más avanzadas. El diagnóstico se hace por medio de evaluación otorrinolaringológica, audiometría y exámenes de laboratorio.

Tratamiento
De acuerdo con Alexandre Bié, coordinador del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Copa D’or y Miembro de las Academias Brasileira y Americana de Otorrinolaringología, existen algunas medicinas que pueden ser utilizadas con eficacia en el tratamiento de la laberintopatía.

“La Betaistina es en la actualidad una de las medicinas de selección más segura. También se puede utilizar la Flunarizina y la Cinarizina, que son útiles, pero están normalmente sujetas a generar mayores efectos colaterales se comparadas a la primera medicación”, declara.La curación definitiva todavía es incierta, pues que existen personas que responden muy bien a las terapias y no sienten nada más por mucho tiempo. Sin embargo, hay otras que no presentan buenas respuestas y el cuadro puede extenderse. “Lo que siempre digo es que no hay regla, cada uno tiene sus propias respuestas. Pero si hay oportunidad de terminar con todos los síntomas y siempre se debe tratar de utilizar todos los artificios posibles para el tratamiento”, completa Alexandre.

Recomendaciones
Los médicos destacaron algunas acciones que pueden minimizar los riesgos de desarrollo de la enfermedad. Conózcalos:

  • Lleve una vida saludable y realice ejercicios físicos rutinareamente;
  • No haga uso excesivo de cafeína y sus derivados: chocolate, té mate y Coca-Cola;
  • Evite estimulantes, como guaraná, polvo de guaraná y energéticos;
  • Manténgase alejado del consumo de frituras y los dulces en general, principalmente azúcar;
  • Evite bebidas alcohólicas y tabaco;
  • Coma cada tres horas;
  • Haga regularmente un chequeo médico.

Créditos
Dr. Alexandre Bié
www.drbieotorrino.com.br
Dr. Julio Gil
www.clinicajuliogil.com.br